Comprueban que la comida influye en el bienestar mental

Un equipo italiano de médicos y psicólogos armó un “menú del bienestar mental”. Es decir, un menú con los alimentos que deberíamos incorporar a nuestra dieta para tener un cerebro sano : pescado, nueces, curry, té verde, chocolate, vino, leche, vegetales, espárragos, espinacas, menta y salvia, son algunos de ellos. Los expertos locales explican por qué.

“El salmón, el atún y la trucha son fuente importante de ácidos grasos poliinsaturados de omega 3, por lo que se asocian con la protección de la salud cardiovascular, el desarrollo y función del sistema nervioso y favorece las funciones cognitivas, como la memoria ”, explica Sol Vilaro, Jefa del área de Nutrición del Instituto de Neurología Cognitiva. “Otros alimentos ricos en omega 3 son el aceite de canola, el de soja, las almendras y las nueces”.

Además de su efecto antidepresivo y hasta para combatir el déficit de atención en chicos, “con los omega 3 tenemos buena calidad de neuronas, prevenimos la aterosclerosis, disminuimos los infartos y los accidentes cerebrovasculares”, agrega Silvio Schraier, presidente de la Fundación Argentina de Nutrición: “Si se va a cocinar pescado es importante hervirlo o hacerlo al vapor porque estos ácidos grasos pierden los beneficios si se los cocina mucho”. Lo ideal es comer pescado tres veces por semana.

¿Por qué curry? “En la India la incidencia de Alzheimer es de 1/10 respecto del resto del mundo. La cúrcuma, uno de sus componentes, protege de enfermedades degenerativas por su efecto antiinflamatorio y su capacidad de disminuir la proteína que forma las placas que atacan el cerebro en el Alzheimer”, dice Mónica Katz, directora de Nutrición de la Universidad Favaloro. Lo ideal: una cucharada cuatro veces por semana.

Las opciones también incluyen al té verde, “un antioxidante involucrado en la supervivencia celular neuronal y en la mejoría de la memoria de trabajo”, dice Katz. “El chocolate, además de antioxidantes, contiene serotonina –asociada a la relajación y el buen humor– y feniletilamina y anandamida, ambas con efecto estimulante”, agrega. ¿El consejo? Una barrita de chocolate amargo de 15 gramos.

El “menú para el cerebro”, que los científicos italianos presentaron en una cena en Castillo de Casiglio en Erba (Como), sigue con una copa de vino tinto cuatro veces por semana: “La razón es que el vino tinto contiene Resveratrol, que estimula la captura del conocimiento ”, explica Schraier. La vitamina E no sólo está en los espárragos, espinacas y paltas sino “en los aceites vegetales y en los frutos secos. Se trata de un potente antioxidante que previene el envejecimiento precoz de las membranas celulares del cerebro”, sigue Vilaro.

Y suma otros alimentos que ayudan a la mente: “Las verduras de hoja y las lentejas aportan ácido fólico, un nutriente implicado en la reducción del riesgo de presentar deterioro cognitivo. Arándanos, moras, grosellas, frambuesas y frutillas protegen al cerebro de afecciones relacionadas con el envejecimiento. Y los cortes magros de las carnes rojas aportan hierro, un mineral que colabora en el transporte de oxígeno hacia los tejidos, entre ellos, el cerebral”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: